jueves, 26 de enero de 2012

MÚSICA PARA UN HARMONIUM ENCONTRADO - PENGUIN CAFE ORCHESTRA

En estos días tan difíciles para miles de personas que están perdiendo sus puestos de trabajo, despedidas como patada a una vulgar piedra en medio del camino, y sin apenas ninguna explicación tiradas a la calle con el rostro descompuesto y lágrimas en los ojos tras conocer la noticia.

Con esta triste realidad quiero recuperar este tema e historia del mismo el cual hace exactamente 2 años le dediqué una entrada en este mismo espacio.

Simon Jeffes

Es la historia de un Harmonium ( organillo ) que se encontraba abandonado en la calle, por su lado pasó  Simon Jeffes , músico y cofundador de la ya desaparecida PENGUIN CAFE ORCHESTRA. Al ver al Harmonium tirado se acercó para comprobar si aun funcionaba y tras una breve inspección se percató de que solo unas pocas de sus teclas emitían alguna nota o sonido.Se quedó pensativo un rato y decidió llevárselo a casa a ver que podía hacer con el instrumento, y es  así como nació este ya mítico tema musical de la banda. Con las pocas notas que el instrumento podía dar Simon Jeffes compuso esta fenomenal obra.
El curioso nombre de la formación se debe a los delirios por una grave intoxicación de pescado en mal estado provocandole visiones de pingüinos en un café.Por desgracia esta no fue la única fatalidad a la que se tuvo que afrontar, Simon Falleció de un tumor cerebral en 1997 dando así por terminada la carrera  de unos de los más brillantes músicos y compositores de vanguardia del momento.

Nos pueden "romper" o "desmontar" pero en los momentos difíciles es cuando sacamos lo mejor de nosotros mismos. Esto vendría a ser una de las moralejas de esta pequeña historia, aunque la más acertada creo sería la de que; independientemente de las aptitudes o capacidades de cada persona por muy limitados que estemos siempre podemos hacer grandes cosas con  pocas "teclas"

16 comentarios:

  1. Así es Antonio, he perdido mi fuente de trabajo hace 7 años. Mi esperanza de reinsertarme se vino abajo.
    Paso de días donde pienso, mañana será mejor, otros en los que ¿existe un mañana?

    Ya estamos acostumbradas -con mis hijas-, a vivir el presente, sobriamente.
    Si lo pienso, desde los 9 años trabajaba. Hoy, por ser tan ingenua, no me pertenece la casa y demás. Es una larga historia :)

    Para las personas que pierden su trabajo? sacar el ingenio que todos llevamos dentro. Los cambios ayudan a madurar, a mirar la vida de otra manera.

    Te dejo abrazos que extiendes a tu familia, entra las máquinas de coser ;) cuando aparece alguna nubecita.

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa historia. Y es que hay que despertar la imaginación y el ingenio cuando las cosas se ponen oscuras tirando a negras...

    Me emociona tu sensibilidad

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Las dificultades nos hacen fuertes. Hay que tomárselo así i tambien en las dificultades hay que dejarse querer.
    Preciosa entrada Antonio.
    Un abrazo

    La música muy sugerente

    ResponderEliminar
  4. Esta canción da mucha alegría. Y estoy completamente de acuerdo contigo. Yo también sé lo que es perder muchas teclas pero es así como dices, pueden hacerse cosas muy hermosas con muy pocos medios...

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. una moraleja tierna y emotiva.
    y que da mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  6. Haremos lo más bonito que podamos, con pocas teclas o casi ninguna.
    Salud y buenas músicas!

    ResponderEliminar
  7. Hola Graciela.
    Sin duda has tenido y tienes que luchar mucho sacando lo mejor de ti para salir adelante con tus hijas.Un esfuerzo por el cual estoy seguro serás recompensada.
    Muchas gracias por tus sinceros abrazos Graciela!

    En la próxima entrada pondré flamenco,seguro que te gusta :-)

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Teresa!..A mi también me emociona la mía propia jajaja..
    Tu tampoco te puedes quejar de la desprendes.

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  9. Gracias Jaume!

    Por cierto.. que fue del violín que estabas restaurando?,no hemos vuelto a saber nada de él :-)

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  10. Hola Acapu!

    Tu nos lo demuestras muy a menudo con tus obras llenas de ingenio.Lápiz,papel y una gran sensibilidad.

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  11. Hola Paz!

    Solo tenemos que querernos un poquito para conseguir grandes cosas.
    Me alegra mucho el aportarte un poco de optimismo.

    Abrazos, saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  12. Hola Ada!

    Hay que trabajar con las cualidades que tengamos a nuestra disposición.

    Buenas letra y músicas las tuyas también :-)

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  13. Hola Antonio: tienes la virtud de enseñarme cada vez que entro a tu casa, y te lo agradezco mucho. pues disfruto aprendiendo.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  14. Hola Jabo!

    Todos podemos aprender de todos.A mi la historia me la explicaron pero lo de la moraleja es cosecha propia.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  15. Escuché esta pieza, en directo en el Mercat de les Flors de Barna, unos pocos años antes de verme sorprendido (a través del omnipresente R. Trecet) por la terrible muerte de Jeffes. Siempre recordaré a aquel tipo con un humor increible, curioso y enternecedoramente inteligente.
    Me quedó esa sonrisa tonta durante unos días... después, solo el aire de enamoramiento que me dejó en el corazón la violocelista y cofundadora de la Penguin, Helen Liebmann...
    Pero los pinguinos siguen vivos en nuestros corazones y en cada disco que guardamos con cariño.

    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  16. Me alegra mucho el verte de nuevo por aquí Enric.
    No sabía que llegaron a actuar en Barcelona la Penguin, y por lo que cuentas con tus palabras seguro que fue maravilloso.

    Salud y músicas Enric!

    ResponderEliminar